Gin Tonic de lujo para sibaritas petardos

Quien diga que entre su circulo de amigos no existe la figura del sibarita petardo miente cual bellaco. Si vosotros no lo tenéis es posible que lo seáis vosotros mismos aunque  neguéis la mayor. El sibarita petardo siempre tiene una opinión a contracorriente del público generalizado, un pero a cualquier tipo de combinado por mucho cariño con el que lo preparéis. Le gustará perfumar el Gin Tonic con pepino porque nadie lo hace, pero le parecerá una cosa vulgar cuando el aficionado en masa comience a cogerle el gustillo y despotricará de esa costumbre.

El sibarita petardo pone cara de éxtasis santateresiano cuando se lleva un combinado a la nariz, y observa ascender las burbujas de carbónico con ojo clínico. Se horroriza y estalla en “Ays” y “Uys” si considera que el twist de limón tiene una mota de pellejito blanco del que amarga. El sibarita es un petardo, si, pero es nuestro petardo, y no nos queda otra que intentar cerrarle la boca con una genialidad. Y si no lo conseguimos con lo que os traigo hoy, es que no tiene remedio.

Gin Tonic de lujo para sibaritas petardos: Sigue leyendo